factoring con recurso y sin recurso
16 abril, 2021

La diferencia entre factoring con recurso y sin recurso ¿Cuál elegir?

Por Redaccion

El factoring es una de las alternativas de financiamiento más utilizadas por las pymes y autónomos. Ya que les permite acceder a capital de forma inmediata sin necesidad de endeudarse, obtener tasas de comisión más económicas a comparación de un préstamo tradicional, entre otras cosas.

Sin embargo, cómo en todo tipo de financiamiento, la empresa financiadora corre el riesgo de no recibir la parte que le corresponde. Por ello, existen dos tipos de factoring: con recurso y sin recurso. Ambas modalidades permiten el cobro de facturas adelantado para conseguir liquidez en un lapso muy corto de tiempo y cubrir todo tipo de gastos. Al mismo tiempo que otorga cierta seguridad a las empresas de factoring.

Para saber cual elegir debes conocer de qué trata cada una, así cómo sus ventajas y desventajas. Aquí te contamos cuál es la diferencia entre factoring con recurso y sin recurso. 

Tipos de factoring

tipos de factoring
  • Factoring con recurso

En este tipo de factoring, es la empresa que solicita el financiamiento quién asume el riesgo de impago a la empresa financiadora. Es decir, en caso de que el deudor de la factura cobrada por adelantado incumpla los plazos de pago, la empresa solicitante tendría que asumir el total del pago de la factura.

Al ser la empresa solicitante quién asume el riesgo, la comisión que cobra la entidad de factoring es menor. Sin embargo, significa un alto riesgo para el solicitante porque en caso de que el deudor no cumpla con el pago, perderá el monto financiado.

  • Factoring sin recurso

La dinámica funciona relativamente similar que en el factoring con recursos pero, este caso es la entidad financiadora quién asume la totalidad del riesgo en caso de incumplimiento del pago de la factura. La empresa solicitante queda eximida de toda responsabilidad. 

Este tipo de factoring le da mayor seguridad a los solicitantes, ya que ante cualquier incumplimiento, no perderán el monto financiado. Pero, el cobro de intereses y comisiones es mayor por el riesgo que implica para la entidad de factoring. 

Ejemplos de factoring con recurso y sin recurso

Presta atención a estos ejemplos prácticos para entender mejor cómo funcionan ambas modalidades:

Ejemplo de factoring con recurso

Matias, dueño de una tienda de confección de uniformes escolares, necesita comprar telas por el monto de S/.2,000 para cubrir un pedido muy grande que realizó un colegio a último minuto. Pero, no cuenta con ahorros suficientes para comprar las telas y demás materiales que necesita, ya que el colegio abonará la totalidad del dinero al recibir los uniformes. Por ello, decide recurrir al servicio de factoring y solicita que le paguen la factura adelantada que en este caso sería S/.4,000

La entidad de factoring pagará los S/.4000 restando el monto de comisión. En caso de que el colegio decida prescindir de los servicios a último momento o no cumpla con el plazo de pago establecido, Matias tendrá que pagar a la entidad de factoring el total de la factura. Lo que significa una pérdida para el empresario.

Ejemplo de factoring sin recurso

Maria tiene una empresa de tapizado de pisos y hace poco realizó un trabajo para un edificio de oficinas que deberá pagarle S/.10,000 dentro de 90 días, plazo en que vence la factura. Por lo que faltan más de dos meses para que Maria disponga del dinero. 

Debido a la baja demanda de pedidos, al poco tiempo se queda sin dinero en caja para pagar el salario de sus trabajadores. 

Por ello, Maria decide recurrir a una entidad de factoring para solicitar el cobro adelantado de la factura y costear el pago del salario de sus colaboradores. La entidad de factoring le abonará S/.10,000 descontando los intereses y comisiones, ya que en este caso Maria no asumirá el riesgo por impago de la factura. 

Cumplidos los 90 días, si el deudor no cumple con el pago, la entidad de factoring no podrá reclamar ningún pago a Maria. 

¿Cuál es el tipo de factoring que te conviene?

tipos de factoring

Aunque ambos tipos de factoring tienen sus ventajas y desventajas, el más utilizado es el factoring sin recurso. Ya que libera al solicitante de todo tipo de responsabilidad en caso de incumplimiento por parte del deudor. 

Para saber que tipo de factoring te conviene, debes:

  • Analizar la solvencia y experiencia del cliente deudor. En caso de que sea una empresa que realice los pagos con puntualidad, sería conveniente recurrir al factoring con recurso. Debido a que el riesgo de incumplimiento será muy bajo y pagarás un monto menor de comisiones. 

En caso de que el cliente deudor tenga antecedente de incumplimiento de pagos o presente algún tipo de déficit en la solvencia de la empresa, lo más recomendable sería recurrir al factoring sin recurso. Ya que el riesgo de que el cliente incumpla con los plazos de pago es mayor.