leasing vs factoring
29 abril, 2021

Conoce la diferencia entre leasing y factoring

Por Redaccion

Cada año, muchas personas comienzan la difícil pero a su vez satisfactoria tarea de iniciar su propio negocio con el deseo de independizarse. Pero ser emprendedor, ya sea pequeño o mediano, conlleva algunas responsabilidades financieras que al principio pueden ser difíciles de afrontar. Por ejemplo, disponer de créditos o capital para iniciar el negocio.

La clave del éxito para la mayoría de los fabricantes es gastar lo menos posible de su bolsillo en estas necesidades, preservando así el flujo de caja para el funcionamiento real del negocio. Cuando se usa correctamente, el apalancamiento financiero ayuda a los fabricantes a lograr ese objetivo. 

En este sentido, existen dos alternativas financieras que pueden ser de utilidad: Leasing y Factoring.  Ambos aseguran a las pymes mantener un flujo constante de activos y evitar la falta de liquidez de las facturas por cobrar. Pero ¿De qué se trata cada una? ¿Cual es la diferencia entre ambas? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es leasing?

leasing

Este sistema permite a una PYME arrendar bienes con la opción de comprarlos posteriormente. Así las pymes pagan cuotas del mismo monto hasta completar el crédito total y quedarse con el activo arrendado. 

En términos simples, el cliente de la empresa de arrendamiento puede optar por comprar el bien alquilado o incluso restaurar la propiedad una vez que se cumpla con el pago de los derechos de arrendamiento establecidos en el contrato firmado por ambas partes.

Gracias a este sistema, la PYME podrá hacer uso de un activo sin estar sujeta a una hipoteca como garantía de alquiler. Es una herramienta ideal para pequeñas o medianas empresas con al menos 6 meses de funcionamiento. 

Ejemplo de leasing

Presta atención a este ejemplo práctico para entender mejor cómo funciona el Leasing:

Una empresa que necesita adquirir equipos informáticos puede solicitar a una empresa de «leasing» que le provea los equipos con los siguientes términos:

  • Fecha: 3 de febrero del año X0.
  • Objeto del contrato: Equipos informáticos de modelo específico.
  • Precio contado del ordenador: S/ 11.690
  • Duración del contrato de arrendamiento: 24 meses.
  • Importe de la opción de compra: S/ 525 que podrán hacerse efectivos el 30 de enero del año estipulado.
  • El tipo de IVA que grava la operación es del 16%.

A partir de aquí, la empresa contratante tendrá que abonar varias cuotas hasta terminar el contrato, y optar por la opción de compra al finalizar el mismo.

¿Qué es Factoring?

factoring

Es una alternativa de financiamiento no bancario que permite a las empresas obtener recursos de manera inmediata de la venta o transferencia de cuentas. Esto mediante el cobro de facturas por adelantado.

Es decir, una empresa que requiere capital acude a una empresa de factoring para negociar la venta de sus facturas, la entidad de factoring las evalúa, aprueba y abona el monto correspondiente a las facturas. Luego, la empresa financiadora cobrará el monto de las facturas al deudor.

Esto proporciona una solución de flujo de efectivo para más oportunidades comerciales, ya que desbloquea sus cuentas por cobrar y las convierte en efectivo de la manera más rápida.

Ejemplo de factoring 

La empresa ALP se dedica a la construcción de muebles de oficina, le emitió una factura a un cliente por S/ 5.000, con una fecha de vencimiento de 60 días. Antes del mencionado vencimiento, ALP recibe un presupuesto aceptado y firmado, por unos materiales para realizar el trabajo lo cual asciende a S/3704.

Para realizar el pago de los materiales y no perder tanta liquidez, ALP toma la decisión de acudir a una empresa de factoring y negociar el cobro adelantado de la factura por S/ 5.000. ALP entrega a la entidad de factoring los requerimientos necesarios, una vez aprobada la operación, ALP recibe un abono de S/ 4.750, por la restado de S/ 250 de gastos.

Finalmente, al cumplirse los 60 días, ALP pagará a la empresa de factoring los S/ 5.000 de la factura, el cliente debe estar previamente notificado para  realizar el pago a la empresa de factoring.

Conclusión 

En la actualidad, el Factoring y el Leasing son dos sistemas de financiación que permiten a las pymes acceder a un flujo constante de activos y evitar la falta de liquidez. La principal diferencia entre factoring y leasing es que, el factoring se basa en la facturación negociable para hacer frente a obtener liquidez y realizar las inversiones necesarias para el crecimiento de la empresa.

Mientras con el leasing, la adquisición del activo se da a través de una institución financiera, facilitando así la inversión eficiente en bienes de capital. Lo que contribuye a la capitalización, producción y competitividad de la empresa.